Categorías
Hematología Tema de hoy

¿Qué es la anemia?

La anemia tiene dos conceptos, uno fisiopatológico y otro de laboratorio. Hay que diferenciarlos bien, pero sobre todo dominar el referido al laboratorio.

La anemia tiene dos conceptos, uno fisiopatológico y otro de laboratorio. Hay que diferenciarlos bien, pero sobre todo dominar el referido al laboratorio.

Los eritrocitos son los responsables del transporte del oxígeno captado en los pulmones a los tejidos, para ello el eritrocito lleva en su interior una proteína encargada de esta labor, la hemoglobina. Un tetrámero compuesto por dos cadenas de globina, dos alfa y dos beta, que adoptan la forma de un esferoide, que en su centro contienen y protegen al grupo Hem, el encargado de enlazar hasta cuatro moléculas de oxígeno.

La hemoglobina es la responsable del transporte del oxígeno y el eritrocito responsable de transportarla, por ello cuando la cantidad de eritrocitos disminuye, disminuye la capacidad de oxigenación de los tejidos. Así mismo, cuando disminuye la cantidad de hemoglobina, se obtiene el mismo resultado.

La anemia entonces puede ser definida como la disminución en la capacidad de oxigenación de los tejidos, siendo este el concepto más fisiopatológico o médico, y el que solemos encontrar en la literatura médica y relacionada a temas de salud.

La anemia es la disminución de la capacidad de oxigenación de los tejidos desde el punto de vista fisiopatológico. #HemaLab #Anemia Clic para tuitear

Sin embargo, medir esa capacidad de oxigenación puede resultar algo complicado y la manera más fácil de hacerlo es midiendo el transportador, específicamente la proteína transportadora, la hemoglobina. De ahí surge el concepto de anemia desde el punto de vista del laboratorio, es decir que la anemia se define según la disminución de los valores de hemoglobina.

Formalmente la anemia desde el punto de vista del laboratorio es la disminución en la cantidad de hemoglobina para la edad, sexo y ubicación geográfica.

Estos tres factores influyen en la cantidad fisiológica de hemoglobina. Al nacer los valores de hemoglobina son elevados por venir de un ambiente relativamente hipóxico. Sin embargo, a las pocas semanas alcanzan los valores de un adulto, luego suelen ser inferiores a los de una adulto en la infancia. Para la pubertad alcanzan los valores usuales de los adultos, pero existe una diferencia entre hombres y mujeres.

La anemia desde el punto de vista del laboratorio es la disminución en la cantidad de hemoglobina para la edad, sexo y ubicación geográfica. #HemaLab #Hemograma #Anemia Clic para tuitear

La influencia de la testosterona, estimula la eritropoyésis (proceso de formación de los eritrocitos) haciendo que los valores de los hombres sean superiores a los de las mujeres. Un efecto similar de estimulación de la eritropoyésis se observa a medida que disminuye la tensión de oxígeno ambiental, así que a mayor altitud, mayores valores de hemoglobina, tanto en hombres como en mujeres. Mecanismo análogo sucede con los fumadores, pero es irrelevante discriminar la adicción al tabaco.

Las variaciones dadas por la altura, son las que más impulsan a que se establezcan intervalos de referencia biológico en las diferentes regiones. Aunque en la literatura, por razones prácticas se emplean los establecidos por la OMS como referenciales.

¿Quieres contar con intervalos de referencia acordes a la población que asiste a tu laboratorio?

Dominarás la adopción y estimación de valores de referencia >>>

Aunque en líneas generales cuando disminuye el recuento de eritrocitos, disminuye la hemglobina y disminuye el hematocrito, existen excepciones a la regla, que inclinan la balanza hacia la medición de la hemoglobina como marcador de anemia, sobre todo por razones relativas a su medición.

Cuando disminuye la hemoglobina, también lo hace el recuento de eritrocitos y hematocrito, pero esto no siempre es así, por eso la Hb es el indicador de anemia. #HemaLab #Anemia #Hematologíacompleta Clic para tuitear

¿Por qué hemoglobina y no la cantidad de eritrocitos?

Se puede tener una cantidad relativamente normal de eritrocitos, con lo cual pensaríamos que no existe anemia o no es tan severa, si la cantidad de eritrocitos fuera el marcador de la anemia. Pero existen situaciones, en la que el problema es la producción de la hemoglobina, que se encuentra disminuida y aunque la cantidad de eritrocitos pueda ser relativamente normal, su capacidad funcional se encuentra disminuida. Es por ello que se prefiere a la hemoglobina como marcador de capacidad de oxígenación.

La segunda razón y de mayor peso, es que es mucho más fácil medir la hemoglobina y cuenta con todo un sistema de calidad, tanto para mediciones manuales como automatizadas. Es decir existe un calibrador primario y muchos secundarios trazados, así como materiales de control, tanto interno como externo, asegurando la calidad analítica.

El hematocrito como marcador de anemia

Cuando se carece de una medición de hemoglobina, el hematocrito es empleado como marcador de anemia. Esto es usual en laboratorio rurales, así como en estudios epidemiológicos. La OMS también provee puntos de corte basados en el hematocrito.

El hematocrito no es más que la proporción de eritrocitos en sangre, y esta fuertemente influenciada por el volumen de los eritrocitos. Así que podríamos tener eritrocitos de gran volumen, pero mismo contenido de hemoglobina, cuyo resultado final puede ser un hematocrito relativamente normal, pero una cantidad disminuida de hemoglobina. Nuevamente es mejor medir directamente a la proteína transportadora. Si bien esta situación es relativamente rara, es posible en las anemias macrocíticas, en especial en las megaloblásticas, aunque en estros trastornos claramente existe una disminución en los marcadores oxigenación: hemoglobina, hematocrito y recuento de eritrocitos.

Existen otras consideraciones de laboratorio, como por ejemplo la carencia de un calibrador para el hematocrito, aunque realizando el procedimiento estandarizado, se asegura su exactitud. Así mismo, existen pequeñas diferencias entre el hematocrito manual y el automatizado.

La anemia desde el punto de vista del laboratorio es definida por la disminución de la hemoglobina, más toda su coletilla: edad, sexo y ubicación geográfica. Hoy en día es un parámetro sumamente confiable y trazable, ya sea manual o automatizado.

Alfredo Gallardo Acevedo
12 de mayo de 2021

Te puede interesar
Relación hemoglobina – hematocrito, ¿Mito o realidad?
Manual versus automatizado Caso recuento de plaquetas

¿Quieres mejorar el proceso de validación del hemograma?

Lleno de casos para interiorizar lo aprendido>>>>

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *