Categorías
Calidad Hematología Tema de hoy

¿Por qué debemos establecer valores de referencia locales en hematología?

Existen diferencias por edad y por sexo en muchos de los parámetros de una hematología completa, pero en algunos de ellos también influye la ubicación geográfica.

El intervalo de referencia biológico o popularmente conocido como valores de referencia deben ser establecidos para la población que asiste al laboratorio. La razón, es la diversidad relativa a la población humana, dada principalmente por su carga genética y sus hábitos, en particular los alimenticios, que en primera instancia justifican la obtención de valores de referencia locales.

Sin embargo, la edad influye en muchos de los parámetros de la hematología, ameritando valores de referencia para cada etapa de la vida. Usualmente se establecen para al menos cuatro etapas de la vida: recién nacidos, niños, adultos y durante el embarazo.

¿Qué es el intervalo de referencia biológico?

Popularmente se le conoce como valores de referencia, a unos datos que incluimos en los reportes que tienen un límite inferior y superior que se cumplen en una población aparentemente sana, vamos a conocer más

Son destacadas las diferencias en el número de leucocitos y eritrocitos, diferencial leucocitario, así como en la hemoglobina y VCM, especialmente en los recién nacidos.

En los adultos existe además una diferencia importante en varios de los parámetros del hemograma, dadas por el sexo. La diferencias más significativas y que ameritan el establecimiento de valores de referencia para cada sexo, se dan en los parámetros de la serie roja que dependen del número de eritrocitos: la hemoglobina, el hematocrito y el número de eritrocitos.

La diferencias son ocasionadas por la influencia de las hormonas sexuales. La testosterona, estimula la eritropoyesis, razón por la cual el número de eritrocitos es mayor en hombres que en mujeres, así como la hemoglobina y el hematocrito.

Durante el embarazo, un fenómeno de hemodilución produce un cambio importante en los valores de la hemoglobina. También los cambios en el número de leucocitos y diferencial leucocitario que ameritan el establecimiento de valores de referencia para cada trimestre.

Una de las principales razones para establecer intervalos de referencia de manera local, es que la tensión de oxígeno también afecta a la secreción de eritropoyetina. A medida que aumenta la altura sobre el nivel del mar, disminuye la tensión de oxígeno, lo que provoca un aumento en la secreción de eritropoyetina y por ende estimulación de la eritropoyesis.

Aunque existen tablas que estiman estas diferencias, es deber del laboratorio contar con intervalos de referencia biológicos ajustados a la población de atiende.

En particular la hemoglobina, el hematocrito y el número de eritrocitos, son parámetros más afectados por la edad, el sexo y la ubicación geográfica, que ameritan de valores de referencia para cada instancia. Su importancia radica en que el límite inferior del intervalo de referencia de la hemoglobina, es el valor crítico que define la anemia para la población que atiende el laboratorio.

Valores de referencia, valores de riesgo, ¿Cuál es la diferencia?

Aunque suenan similares, conceptualmente son muy distintos los valores de referencia de los valores de riesgo, vamos a ver por que.

De esta manera el valor de referencia, en particular el límite inferior, se convierte en un valor de riesgo o de decisión clínica.

Si quieres establecer o mejor aún, adoptar valores de referencia, te ofrecemos un curso en donde aprenderás a hacerlo de una manera práctica.

Saludos

Alfredo Gallardo Acevedo
20 de julio de 2022

¿Quieres estimar o mejor aún adoptar valores de referencia?

Te enseño según a los lineamientos de la norma CLSI C28

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.