Categorías
Calidad Tema de hoy

¿Pagarías por algo peor?

A quién no le gusta algo bueno, bonito y barato. Pero debes ser precavido y hasta desconfiado a la hora de adquirir un nuevo sistema analítico

Ya sea que estés en un laboratorio público o privado, los recursos siempre son escasos y debes maximizarlos, pero sin descuidar la calidad de los análisis realizados. Esa debe ser la premisa fundamental de un sistema gestión.

Si tenemos un sistema analítico que funciona de buena manera, no da muchos problemas y cumple con la calidad prevista, ¿para qué lo vas a cambiar?

Si decides hacerlo es porque uno nuevo te ofrece mayores ventajas del que ya tienes, disminuye los tiempos del análisis, presenta una mejor calidad analítica o lo más usual, es más económico.

La economía es uno de los principales factores en las empresas, ya sea para su supervivencia o crecimiento, y el laboratorio clínico es una de estas organizaciones.

Imagínate que adquieres un nuevo sistema analítico, llamémoslo XYZ, que realiza la medición en menos tiempo (disminuiremos el tiempo de análisis), el fabricante nos dice que tiene una mejor calidad analítica (menor error aleatorio y sistemático) y que además es sustancialmente más económico, el santo grial de los sistemas analíticos.

A quién no le gusta algo bueno, bonito y barato. Pero debes ser precavido y hasta desconfiado.

Lo pones a funcionar y a cada rato tienes estados de fuera de control, que requieren tiempo, esfuerzo y dinero para solventarlos. Quizás hasta ya estás viendo que esa joya que compraste no es tal. Estás gastando más en mantenimiento y generando estrés, que con tu viejo sistema analítico.

¿Cómo evitar estos problemas?, muy sencillo, simplemente verificando que todas las maravillas que te dice el fabricante se cumplen, y se cumplen en tu laboratorio, con tus condiciones y recurso humano.

Requiere tiempo, esfuerzo y dinero, sí, pero es una inversión que necesitas realizar antes de deshabilitar al actual sistema analítico.

A esto es lo que nosotros llamamos validación de métodos, aunque quizás el término más adecuado sea la de verificación del sistema analítico.

Es un proceso que necesitas hacer antes de ponerte a reportar pacientes, y consiste simplemente en corroborar que funciona como el fabricante dice al compararlo con lo que tienes actualmente en funcionamiento.

Con los costosos y totalmente automatizados sistemas analíticos, es fundamental realizar la verificación del mismo.

Lo esperado es que el nuevo sistema XYZ sea mejor que tu sistema actual, y que por supuesto cumpla la calidad analítica definida por ti.

Aunque de manera ideal debería tener mejores prestaciones y desempeño que lo que ya tienes. ¡No vas a cambiar algo bueno por algo peor!

La verificación del sistema analítico es relativamente sencilla de realizar, aunque se requiere dominar ciertas herramientas estadísticas, en particular interpretar los estadísticos obtenidos y convertirlos a un lenguaje de laboratorio para obtener las mejores conclusiones. Y en bioanálisis al día tenemos un curso que te brinda todo lo necesario para realizar esta labor.

La validación de métodos es una herramienta poderosa que tenemos en el laboratorio y es importante sacarle el máximo provecho.

Evita dolores de cabeza y pérdidas de recursos incorporando sistemas analíticos sin validarlos antes de su puesta en uso, es preferible prevenir que lamentar.

Saludos
Alfredo Gallardo Acevedo
22 de marzo de 2023

¿Quieres contar con sistemas analíticos validados antes de su puesta en uso?, el curso VALIDACIÓN DE MÉTODOS te las brinda

Lleno de ejercicios para aprender haciendo

¿Qué son los requisitos de calidad?

¿Qué son los requisitos de calidad?

El concepto de calidad a veces nos resulta difícil de internalizar y comprender, a mi juicio es porque en el laboratorio clínico existen diversos niveles o puntos operativos en donde podemos aplicar el concepto y por ende aplicar los requisitos de calidad.
Leer más

Si te ha gustado este artículo, considera suscribirte al boletín de bioanálisis al día

Te activamos y colocamos fibrina a tu conocimiento…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *