Categorías
Editorial

Pruebas de COVID-19 en casa y la guerra de los gremios. Un problema de apreciación.

La venta de dispositivos para la autodetección del coronavirus ha desatado un enfado en algunos profesionales y gremios del laboratorio clínico.

Los análisis de laboratorio constituyen uno de los pilares de la medicina basada en la evidencia, que con la pandemia del COVID-19 han logrado una mayor exposición y valoración del laboratorio clínico en este contexto.

La idea de los análisis de laboratorio es ayudar al diagnóstico, pronóstico y seguimiento de los diversos trastornos que afectan a la salud de las personas. Sin embargo, hoy en día se suma un nuevo termino, la identificación. En el contexto en particular de la pandemia, la identificación de un caso COVID-19.

Para ello existen una diversidad de pruebas. De ellas las más destacadas y recomendadas son las basadas en la detección de antígenos del SARS-CoV-2. Existen muchas variaciones, sobre todo en cuanto al antígeno a detectar, pero lo más relevante es la aparición de kits para la autodetección del COVID-19, es decir dispositivos de venta libre, para que cualquier persona lo pueda adquirir y realizarse por si misma la prueba, con la finalidad de identificar si es COVID-19.

Esto es un logro y un avance importante para controlar la pandemia, ya que permite identificar un caso COVID-19, el cual requerirá que la persona asista a un centro de salud para la confirmación en un laboratorio, con la demostración de genes mediante una rtPCR. Esto con el fin no sólo de confirmar el caso, sino además de formar parte de las estadísticas y, sobre todo, de recibir una atención médica que le permita sobrellevar la infección viral, acorde a su nivel de riesgo.

Hasta ahora es un excelente avance médico, pero percibo en redes sociales la insatisfacción de algunos colegas y gremios, en diversos países hispanohablantes, los cuales señalan que se trata de una mala práctica o intromisión por parte de la industria de dispositivos médicos y los entes reguladores que han avalado el uso de este tipo de dispositivos en el contexto de la pandemia.

Pruebas de COVID-19 para la autorealización en casa constituyen una excelente herramienta para identificar casos, pero requiere la confirmación por PCR Clic para tuitear

La erradicación de la pandemia y la vuelta a la normalidad, pasa por identificar a los casos, para aislarlos y controlar la transmisión, y aquí este tipo de dispositivos cumple de manera amplia, rápida y con una confianza buena (según sus fabricantes) la labor de identificar los posibles casos de COVID-19, que siempre requerirán una confirmación por parte de un laboratorio clínico, mediante una PCR.

Por supuesto que los autotest requieren de un estricto cumplimiento del procedimiento (tal como ocurre con uno de laboratorio), pero además requiere que la persona identificada como positiva asista a un centro de salud. Aquí quizás es donde deben centrarse los esfuerzos de la industria y entes reguladores.

La guerra contra los test de antígenos en casa es un problema de percepción por parte de nuestros entes gremiales, nuestro papel sigue siendo relevante. Dejemos a un lado estas diatribas y unamos esfuerzos a fin de erradicar al SARS-CoV-2.

Alfredo Gallardo Acevedo
01 de septiembre de 2021

Te puede interesar
Queremos análisis para diagnosticar al SARS-CoV-19
COVID-19, un poco más claros en el diagnóstico de laboratorio

Comprende la enfermedad del COVID-19 y como nosotros contribuimos en el diagnóstico, seguimiento y pronostico con el curso COVID-19 AL DÍA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *