Categorías
Editorial

¿Las pruebas rápidas para detectar el SARS-CoV-2 terminarán con el reinado de la PCR?

Quizás son vista como una amenaza, pero podrían sustituir a la PCR, aquí te doy mi visión

Al día de hoy el método considerado de referencia para detectar la infección por SARS-CoV-2 es la reacción de la cadena de polimerasa (PCR) basada en la detección de dos genes virales. Por otro lado, existe una enorme variedad de PCRs, usualmente basadas en la detección de un solo gen, que son adoptadas como el método ideal para el diagnóstico.

Sin embargo, este método costoso en tiempo y dinero, es empleado con fines de tamizaje o screening, saturando a los pocos laboratorios que lo realizan (una realidad en muchos países de la región) y generando una carga innecesaria de trabajo en dichos laboratorios.

Baja disponibilidad de PCR

66 US$ es el costo de una PCR al llegar a Venezuela

La solución es emplear métodos más rápidos y económicos, como el ELISA para detectar antígenos virales, que ha cobrado gran popularidad y tienen una gran disponibilidad en nuestros laboratorios clínicos. Sin embargo, aún existen métodos mucho más prácticos, que en un menor tiempo aunque quizás al mismo costo que un ELISA, generan resultados en menos de media hora, y son las pruebas rápidas para uso en casa, que si bien se sacrifica en especificidad, gozan cada vez de mayor sensibilidad, ideales entonces para estos tamizajes masivos que se exigen a la hora de viajar o ingresar a un estadio, teatro y hasta las mismas aulas de clase.

Si bien los profesionales del laboratorio clínico, podemos ver con recelo las pruebas de diagnostico rápido de venta libre en farmacias y sitios web, son simplemente una cara de la tecnología, que permite disponer de herramientas que ayudan a una detección.

La palabra clave es detección, que es distinta a diagnóstico de laboratorio, en la que se confirma la presencia del microorganismo.

Pienso que la implementación de estas pruebas rápidas agilizarían mucho el tamizaje masivo, a un menor costo para la persona y en un menor tiempo, siendo realizado además in situ, antes de la entrada al evento o viaje. Razón por la cual ese futuro lo veo cercano, en cuanto las autoridades comprendan la utilidad de los diferentes sistemas de diagnóstico in vitro.

Para nada se trata de intrusismo profesional, se trata de tecnologías que permiten el control de la pandemia y por ende la reactivación económica y social que es necesaria para seguir con nuestras vidas.

Alfredo Gallardo Acevedo
01 de diciembre de 2021

PD: La tecnología es tan bárbara en estos días que hasta existen LAMP que se realizan en un dispositivo portátil que emplea dos pilas para generar la temperatura de reacción y activar un sistema de luces led que indican si la prueba es válida y su resultado (positivo o negativo).

¿Quieres iniciar el camino de la calidad en tu laboratorio? Ven y te lo muestro en el curso Calidad al día

Se incluye un enlace de afiliado a la tienda de Amazon, si compras el producto nos queda una pequeña comisión por referido.

2 respuestas a «¿Las pruebas rápidas para detectar el SARS-CoV-2 terminarán con el reinado de la PCR?»

Pues la realidad es que existen una gran cantidad de pruebas rápidas de “venta libre en el mostrador” (como se les suele llamar), para muchas cosas, realmente es asombroso todo lo que existe. Te invito a que preguntes en una farmacia.
Aunque nos choque, es una realidad que ayuda mucho a las personas en una orientación inicial para la búsqueda de una atención médica, es decir ir al médico para que le realice un adecuado diagnóstico, y por supuesto análisis de laboratorio.
Las pruebas de embarazo son el ejemplo más sencillo, los glucometros un sistema más complejo. Estos últimos prácticamente obligatorios en diabéticos insulino dependientes.
La pregunta obligada, ¿sustituyen al laboratorio clínico?, la respuesta muy sencilla, no.
Las diferencias en calidad analítica son amplias y siempre se va a requerir un anáĺisisis de laboratorio para confirmar un valor.
La idea de estas pruebas rápidas es el tamizaje, masivo, práctico y económico, que contribuyan a la salud pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *